• Wide screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default style
  • green style
  • red style
Sábado 23 Ago 2014
You are here: Home Artículos La Nación Estudio submarino ofrece pistas sobre la salud de los océanos
Estudio submarino ofrece pistas sobre la salud de los océanos PDF Imprimir E-mail
Escrito por David Carrasco   
Martes, 10 de Noviembre de 2009 14:45

Ciudad de Panamá (DPA). Bajo las aguas protegidas del Parque Nacional Coiba, en el Pacífico panameño, buzos británicos pertenecientes a una expedición científica internacional buscan evidencias de la salud de la diversa fauna marina, amenazada por la sobrepesca y el cambio climático.

De lo profundo del mar, emergen con tanques de oxígeno a cuestas Kevin Mantell y Ben Harris, tras fotografiar el fondo lodoso. Las evidencias más interesantes depositadas a bordo de botes inflables tipo Zodiac provienen del banco Hannybal, un centro de reproducción de especies acuáticas, georeferenciado con el uso del sonar.

El biólogo y oceanógrafo venezolano Héctor Guzmán invitó a dpa y a otros medios a observar a más de 300 kilómetros al suroeste de la capital panameña la operación a bordo del Helios, un pesquero de 579 toneladas transformado en nave de investigación con el apoyo de Conservación Internacional y la Fundación MarViva.

Guzmán, asociado al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), aclaró que los estudios arrojan información crucial sobre el estado de la biomasa en áreas submarinas protegidas del Parque Nacional Coiba, en especial de los pepinos de mar, las langostas, los peces y los corales.

Los resultados preliminares revelan que dentro de cada milla náutica de reserva marina, alrededor de las islas del archipiélago de Coiba, hay evidencia de la recuperación de algunas especies, como el cambute (caracol), debido a una serie de medidas que implican la "cero extracción" y el aumento de la vigilancia costera.

No obstante, Guzmán subrayó que los datos obtenidos revelan una situación "muy mala" para la diezmada langosta roja y un "peor" pronóstico para el pepino de mar, a causa del saqueo generado por la demanda del mercado. Añadió que son requeridas más lanchas patrulleras para alejar a las flotas depredadoras.

Gabriela Etchelecu, directora ejecutiva de MarViva, comentó que "la mejor forma de amparar a las zonas costeras en el Pacífico, dentro y fuera de Coiba, es través de las áreas marinas protegidas, el efectivo monitoreo satelital de naves, el patrullaje permanente y la capacitación de los pescadores".

"A mayor patrullaje, mayor recuperación de las especies amenazadas", puntualizó Etchelecu, quien coopera en la investigación científica y dirige un estudio sobre migración de tiburones. De hecho, buzos del Helios colocaron a unos 50 metros de profundidad sensores que ayudarán a MarViva a seguir a los tiburones marcados.

Antes de Panamá, los integrantes de la expedición realizaron estudios similares en Fidji, Brasil, Belice, y Galápagos, en Ecuador. Sin embargo, las áreas marinas protegidas de Coiba son el mejor referente del Corredor Marino del Pacífico Oriental Tropical, que se extiende desde Costa Rica hasta Galápagos, aclaró Guzmán.

El Parque Coiba, de 270.125 hectáreas, cuenta con 38 islas, de la cual Coiba es la de mayor tamaño, con una superficie de 50.314 hectáreas, en las que hay unas 1.450 especies de plantas, muchas aún en espera de ser descubiertas. De hecho, alberga un sistema de manglares, arrecifes, comunidades coralinas y bancos profundos.

La vertiente del Pacífico panameño fue golpeada en 1982 y 1983 por un intenso fenómeno del Niño, que mató al 75 por ciento de los corales, pero hoy se estima su recuperación por el orden del 34 por ciento, según el estudio, en el que fueron evaluados 18 sitios dentro y fuera del Parque.

Algunos arrecifes en Coiba tienen un promedio de 90 por ciento de cobertura de corales vivos (duros y blandos). La recuperación varía del uno al tres por ciento anual. Los corales pertenecen al trópico y se forman donde la temperatura de las aguas superficiales no desciende nunca por debajo de los 16ø C.

El informe completo de la expedición científica será presentado en Boston, Estados Unidos, en la segunda semana de diciembre, y complementará otros proyectos sobre el cambio climático y el aumento del nivel del mar, que ponen en peligro las zonas de anidación de tortugas marinas y a frágiles organismos.

Actualizado ( Martes, 10 de Noviembre de 2009 14:49 )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Bookmark and Share